Comprar pisos embargados

Si estás pensando en comprar un piso te resultará útil saber que puedes comprar pisos embargados por alguna entidad bancaria. La mayoría de estos pisos embargados proceden de ejecuciones hipotecarias derivadas de hipotecas firmadas en época del boom inmobiliario de los años 2005 a 2008.

Pisos embargados por una entidad financiera: cuándo y cómo.

Las entidades bancarias inician el proceso de ejecución hipotecaria cuando el titular de la hipoteca deja de pagar las cuotas de su préstamo de forma reiterada. Por tanto, una de las consecuencias del inicio del proceso de ejecución hipotecaria es el embargo del piso, ya que éste constituye la garantía hipotecaria.

Sin embargo, el proceso de embargo de un piso no es algo automático, sino que la entidad bancaria debe seguir un procedimiento.

Proceso que sufren los inmuebles que tienen un embargo.

La Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de Contratos de Crédito Hipotecario recoge los pasos a seguir para el embargo de un inmueble. Un proceso que resumimos en:

  1. Aviso previo de impago de cuota a los 15 días.
  2. Requerimiento y comunicación del impago al deudor.
  3. Entrada de la hipoteca en mora después de 5 cuotas impagadas.
  4. Inicio del proceso judicial de ejecución hipotecaria después de 12 cuotas impagadas.
  5. Registro de las cargas sobre el inmueble a través del Registro de la Propiedad.
  6. Convocatoria subastas pública.
  7. Celebración de la subasta (el banco se puede quedar con el inmueble por un 60% de su valor si no existe ninguna oferta por el precio mínimo).
  8. Lanzamiento y desahucio del deudor hipotecario: Se informa al deudor de la necesidad de abandonar el inmueble de forma voluntaria y para el caso en que no lo haga se ejecutará el correspondiente desahucio.
comprar pisos embargados

Pisos embargados ¿Dónde comprarlos?

Si buscas comprar un piso embargado puedes hacerlo principalmente de dos formas:

1ª) Concurriendo a una subasta pública.

2ª) Comprando el piso de forma directa a alguna de las entidades que tienen en su poder este tipo de activos.

1ª)Comprar un piso embargado en una subasta pública.

En una subasta pública se puede vender cualquier inmueble que esté hipotecado o embargado y se reclame la deuda por vía judicial. Y si estás interesado en comprar un piso de estas características podrás hacerlo si cumples unos requisitos.

Para participar en una subasta pública tendrás que:

  1. Registrarte en Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado.
  2. Consultar las diferentes subastas disponibles.
  3. Seleccionar la subasta en la que estás interesado/a y realizar un depósito del 5% del precio de partida.
  4. Si pierdes la subasta podrás recuperar el depósito en el plazo aproximadamente de un mes.
  5. Si ganas la subasta tendrás un plazo de 15 días para pagar la totalidad de precio ofertado por el inmueble.

2ª) Comprar un piso embargado de forma directa.

Tal y como ya hemos comentado, se puede comprar un inmueble embargado de forma directa, es decir, comprárselo a la entidad privada o administración pública que tiene en su poder el inmueble. Por ejemplo:

-La SAREB (el conocido como banco malo) es la entidad encargada de comercializar muchos de los activos que poseen las entidades bancarias.

-Otras muchas entidades comercializan los inmuebles a través de sus propias agencias inmobiliarias.

-Existen fondos de inversión que han comprado paquetes de inmuebles y ahora los comercializan en unidades por separado o en conjunto, tanto a particulares como a inversores.

-Las administraciones públicas, como la Agencia Tributaria o la Seguridad Social, también poseen inmuebles embargados que pueden ser adquiridos.

Nuestras recomendaciones por si estás pensando en comprar un inmueble con un embargo.

1ª) Debes asegurarte de que el embargo ha sido levantado por el juzgado o la Administración Pública y cancelado en el Registro de la Propiedad correspondiente. Ya que, de no ser así, al adquirir el inmueble deberás responder también a las deudas del vendedor.

2ª) Debes de verificar que el inmueble no tenga cargas: facturas sin pagar, cuotas pendientes de la comunidad, etc.

3ª) Además, debes asumir el riesgo de encontrarte con un inmueble en mal estado, ya que en muchas ocasiones resulta imposible visitar el inmueble antes de la subasta.

4ª) Comprueba que el inmueble está vacío, esto es, que no tiene okupas.

Si quieres comprar o vender un inmueble en las zonas de Ferrol y A Coruña y quieres que te asesoremos con todos los trámites , no dudes en ponerte en contacto con SC Inmobiliarias.